Puntos de revisión en la VTV

La Verificación técnica vehicular es un trámite anual que debes realizar obligatoriamente para poder conducir en el territorio argentino, dentro de la legalidad. Los conductores que se desplacen por el territorio con la oblea de la VTV vencida pueden recibir sanciones.

Como de seguro ya has de tener en claro, la VTV es una revisión que se realiza a los vehículos cuando han alcanzado cierta antigüedad. A través de esta se verifican las condiciones mecánicas del vehículo, para garantizar que los conductores se desplacen en autos seguros para todos.

¿Qué puntos del vehículo son revisados durante la VTV?

Para que un vehículo pueda aprobar la revisión técnica vehicular, deben ser revisados ciertos puntos de este para verificar su buen funcionamiento. Entre las principales partes que se revisarán del vehículo en la inspección están:

  1. Sistemas de seguridad del vehículo

El cinturón de seguridad y demás sistemas de seguridad y emergencia del vehículo son esenciales, por eso son los principales aspectos en ser inspeccionados durante la VTV:

  • Baliza reflectante.
  • Apoyacabezas de los asientos delanteros.
  • Matafuegos debidamente etiquetado y vigente.
  • Espejos interiores y exteriores.
  • Buen estado del limpiaparabrisas.

Finalmente se debe verificar que cada una de las puertas y el capó del vehículo cierren de forma adecuada.

  1. Neumáticos

Otra parte esencial para que puedas obtener la VTV son los neumáticos, y es que estos son claves para que un vehículo sea seguro, después de todo los neumáticos desgastados son una de las principales causas de accidentes de tránsito. 

Por eso, antes de acudir a la VTV deberás asegurarte de que los neumáticos estén en las mejores condiciones. Si el vehículo ya tiene más de 60 mil kilómetros de recorrido lo ideal es cambiarlos todos. 

Para la aprobación de la VTV las llantas no deberán tener problemas estructurales y se revisará que el desgaste de estas esté dentro del límite del indicador de seguridad.

  1. Luces reglamentarias

Todas las luces que tiene el vehículo cumplen una función importante, se verificarán las traseras, delanteras y las del tablero, todas deben estar en buen estado y el alumbramiento de las mismas ha de ser el más idóneo.

  1. Sistema de suspensión

Los amortiguadores deben ser eficaces, esto también marcará la diferencia en la aprobación o rechazo de la VTV. Asegúrate de que los amortiguadores y cada uno de sus componentes estén en buenas condiciones, que no estén desequilibrados.

  1. Chasis

El chasis permite que las 4 ruedas se conecten entre si y también el sistema de dirección, esta parte prácticamente soporta todo el vehículo y el esfuerzo que este realiza. Sistema eléctrico, estructura y cada componente del chasis se verifica durante la inspección.

  1. Tren delantero y dirección

Las ruedas del vehículo están orientadas a través del sistema de dirección y del tren delantero, gracias a estas el vehículo puede girar hacia las distintas direcciones que desees. 

Durante la verificación técnica vehicular se hace la inspección de todos los componentes del tren delantero y de la dirección para verificar que estén en buen estado.

  1. Sistema de frenos

Un vehículo con un sistema de frenos deficiente puede tener un desenlace fatal, todo el sistema de frenado del vehículo se verifica durante la inspección de la VTV, ante el más mínimo problema con el sistema de frenos no aprobarás la VTV.

  1. Contaminación ambiental

Además de las condiciones mecánicas del vehículo, en la verificación técnica también se hace una inspección de la contaminación ambiental que puede generar este. Es necesario asegurarse de que el auto no tenga un tubo de escape que contamine en exceso.

Los gases emitidos por tu vehículo serán medidos en la VTV si se trata de un motor de nafta, mientras que si se trata de un vehículo con un motor diesel se hace la medición de la opacidad. El ruido del escape también se considera en la inspección e incluso que tan ruidosa puede ser la bocina.

En resumen, si deseas que tu vehículo apruebe la VTV debes acudir el día de la inspección con un vehículo 100% funcional, con cada uno de sus componentes en las mejores condiciones.